COLEGIOS

En materia de educación, tenemos las mejores notas. 

Nuestra experiencia se refleja en la diversidad de respuestas a distintas necesidades. Trabajamos con la comunidad educativa de cada institución porque conocer la opinión de directivos, docentes, alumnos, padres y ex alumnos, nos permite interpretar el ideario de cada comunidad para reflejar en nuestras obras, sus valores compartidos.  

Nuestros proyectos responden a diferentes realidades económicas, tanto de la comunidad educativa, como del país, formando parte de sus crecimientos con los naturales esquemas financieros que se producen por el incremento en el número de matrículas.  

Cada detalle es importante. Podemos decir, con orgullo, que miles de chicos egresaron en colegios proyectados y construidos por nuestros equipos de trabajo. 

Apoyo Escolar San Francisco

El Apoyo Escolar San Francisco es un centro de atención integral, fundado con la misión de prevenir la deserción escolar y las consecuencias del niño en la calle, con los peligros que esto significa (droga, delincuencia, etc.) conteniendo y formando al niño integralmente. 

Esta singular obra de bien público, comenzó con una construcción precaria en el predio de Cáritas de la Parroquia San José Obrero de Beccar, que utilizaba la Agrupación Scout del lugar. Nuestro aporte consistió en brindar apoyo profesional generando un máster plan que contemplase un progreso continuo, desarrollado en etapas. 

Esto permitió lograr un gran crecimiento a lo largo de los años, con aportes personales y de distintas entidades.  Al partir de un comienzo con cocina y SUM, con el tiempo se sumaron aulas y sanitarios para los chicos. 

Hoy todos los espacios cuentan con iluminación natural, dimensiones acordes a su función, y construcción de primera calidad. En el predio también funciona el Centro Misional Nuestra Señora de Guadalupe, con una capilla y la agrupación Scout. 

https://www.apoyosanfrancisco.com.ar

Colegio Los Robles en Estancias Del Pilar

Fuimos parte del arribo a Pilar, prov. de Buenos Aires, de uno de los más prestigiosos colegios de la Argentina, al ganar el concurso de la idea y luego la licitación para su construcción. 

Los Robles Pilar nació en un gran predio, allá por los comienzos de Estancias del Pilar, y se convirtió en el ícono educativo para la atracción de los futuros pobladores del lugar. 

Allí, en el medio de la nada de esos tiempos, colocamos la piedra fundamental con un ambicioso proyecto que rescata el estilo de un campus universitario con un emplazamiento radial, detalles de calidez en todos sus materiales, y una gran funcionalidad por la independencia de cada una de sus áreas. 

Colegio Palermo Chico Instituto Maryland

Convertir una antigua fábrica de productos de belleza en una institución educativa con infraestructura de primer nivel fue un gran desafío y los resultados nos llenan de orgullo. 

Generamos un proyecto de transformación que incluyó todos los aspectos funcionales y estéticos del lugar, en una zona muy particular de la Ciudad de Buenos Aires, y con una gran escala de trabajos. 

La idea fue mantener el lenguaje exterior para no competir con las fachadas del entorno, y crear un ámbito educativo cálido y funcional en su interior completamente renovado. 

Para lograr este clima se utilizaron materiales nobles como el ladrillo a la vista, la madera, y planos blancos que generasen contrastes visuales a todo ese interior reciclado. 

Colegio San Esteban

Luego de ganar la licitación, construimos desde cero el Colegio San esteban de Bancalari. 

Allí pusimos sobre el tablero y sobre el terreno, toda nuestra experiencia en arquitectura educativa, logrando excelentes resultados en materia estética y funcional. 

San Esteban es un gran colegio, con muchas actividades que se mueven al mismo tiempo, pero no compiten ni se molestan entre sí. 

El edificio de San Esteban trabaja como un gran cubo exterior, con detalles coloniales que le otorgan calidez, y un interior despiezado a partir de una organización perfectamente calculada para su ágil funcionamiento.   

Santo Domingo en la Sierra Tandil

Después de la primera propuesta con un estudio de factibilidad, se consensuó el cambio de predio por el alto grado de complejidad de la primera zonificación. Así fue como comenzamos a proyectar una obra con destacados valores de innovación en el ámbito educativo. 

Trabajamos en equipo con los directivos del nuevo colegio para que el edificio acompañara en detalle, a las nuevas ideas que implicaban la generación de áreas académicas especiales, exclusivas e interactivas entre sí. 

Las características integrales de Santo Domingo en la Sierra derivaron en la construcción de un colegio que ya es hito en la comunidad educativa de Tandil. 

Es una obra que resume todos los detalles operativos a la hora de crear arquitectura educativa del siglo XXI, ya que divide perfectamente las funciones administrativas y docentes, creando espacios diferenciados y nodos unificadores. 

El uso de racional de la luz natural actúa como ventaja diferencial para los estudiantes y para el medio ambiente.   

Además, con el uso de materiales nobles, el edificio se acopla perfectamente a su entorno y ya forma parte de la belleza natural del lugar. 

Los detalles de calidad se asocian para consolidar un proyecto que cumple con el espíritu de educar en un espacio con valores acordes a los principios de la institución. 

 

Santo Domingo en la Sierra es el ejemplo concreto de comunión de valores y acuerdo de ideas entre cliente y estudio, con un claro objetivo común: la mejor educación, académica y sociocultural. 

Nada hubiera sido posible sin el intercambio de ideas y el trabajo en equipo con Virginia y Roberto.  

En síntesis, en el Colegio Santo Domingo en La Sierra, construimos y aprendimos mucho.